Leyendo ahora
Consejos para un uso seguro del smarthpone

Hoy, 8 de febrero, es el día internacional de la Internet Segura 2022. Os animamos a consultar las actividades organizadas por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), que incluyen charlas y talleres on-line.

Aprovechando una fecha como esta, queremos poner en valor la importancia de proteger nuestros teléfonos móviles, ya que se han convertido en el centro de nuestra vida digital. Al estar permanentemente conectados a Internet (y, por lo tanto, expuestos 24 horas al día), y haberse convertido en auténticos repositorios digitales de información personal, y en muchos casos, confidencial, se han convertido en un objetivo prioritario  para los ciberdelincuentes.

Más usuarios, más datos… más atractivos para los ciberdelincuentes.

Nuestros teléfonos inteligentes tienen más información sensible que cualquier ordenador portátil, de sobremesa y, por supuesto, que cualquier otra persona. En él se encuentran nuestros datos bancarios, contraseñas, conversaciones, material multimedia, etc.

Si a este hecho le sumamos que, el número de smartphones está cerca de superar a la población mundial (7,10 billones de teléfonos móviles y 6,37 billones de smartphones en 2021), resulta evidente el atractivo de estos dispositivos para los ciberdelincuentes.

De hecho, si no tomamos un mínimo de precaución, puede ser muy fácil, para un ciberdelincuente  ‘colarse’ en nuestra vida digital a través de nuestro smartphone. Y esta es la razón por la que el número de ataques es muy elevado cada año. Sin ir más lejos, en España se registran 40.000 intentos de ciberataques cada día, siendo el cuarto país del mundo con más ataques de troyanos bancarios, únicamente superado por Japón, Turquía y Alemania.

¿Cómo podemos proteger nuestros smartphones?

El alto número de ciberataques, especialmente en nuestro país, debe verse como una seria advertencia de la importancia que tiene proteger nuestros dispositivos y no bajar nunca la guardia.

Por ello, tanto con el dispositivo personal como el profesional, en todo momento,  hay que tener en cuenta estos consejos de prevención:

Ver también

  • Doble autenticación: el mensaje “introduzca el código que hemos enviado a su email o teléfono” es bastante molesto, pero es vital para evitar el robo de cuentas y perfiles.
  • Redes wifi abiertas: evitarlas. “Nunca sabes quién puede estar detrás” es una de las frases más repetidas y ciertas. Solo usarlas si es imprescindible y desconectarse cuando se haya terminado.
  • Phishing y enlaces fraudulentos: desconfiar de los SMS, emails o mensajes que recibamos y que nos hagan dudar de su autenticidad. Hay que ir siempre al perfil oficial y asegurarse de que esa es la fuente del enlace y no otra. Recordar que nunca se piden datos bancarios en llamadas, mensajes, correos electrónicos o cualquier otro medio de contacto.
  • Códigos de bloqueo/desbloqueo del dispositivo: son la primera medida de protección en caso de perder el teléfono o dejarlo expuesto en entornos donde más personas pueden tener acceso a él. Si se refuerzan estos códigos con soluciones de acceso por biometría, mayor protección aún. 
  • Intentar tener una contraseña fuerte para cada cuenta de usuario. En este sentido, los gestores de claves secretas son muy beneficiosos. Ellos almacenan la información y recomiendan combinaciones de claves aleatorias.
  • Notificaciones sin lectura en la pantalla de modo reposo: esto es especialmente importante en el caso de recibir un mensaje para la autenticación en dos pasos, ya que si cualquiera puede leer el texto de la notificación puede conseguir información confidencial o privada que le daría acceso a nuestras cuentas.
  • Red VPN: debe usarse cuando para conectarse por necesidad a las redes abiertas desconocidas. Garantiza más privacidad y seguridad, como ya explicamos en un anterior artículo de Nuestros Datos Seguros.
  • Bluetooth y NFC: apagarlos cuando no sean necesarios. Aparte de consumir batería, pueden ser puertas de entrada de nuevas ciberamenazas.
  • Actualización de sistemas y aplicaciones: es la garantía para disponer siempre de los últimos parches de seguridad.
  • Apps fraudulentas: atención a los mensajes de descarga de aplicaciones de fuentes desconocidas y que en realidad instalan un malware en nuestros smartphones. Asegurarse de que vengan siempre de las webs oficiales y leer qué permisos de acceso les estamos dando al instalarlas.
  • Instalación de antivirus. Para smartphones con sistema operativo Android recomendamos CONAN mobile, una app de seguridad de Incibe, pero hay muchas más. Conviene fijarse en el número de descargas (cuánto más alto mejor), y en que las reseñas sean positivas, así como en la reputación del desarrollador.
  • Protección del router: es aconsejable cambiar regularmente de contraseña de acceso.

Siempre alerta, en casa… y en el trabajo

Si las empresas suelen ser grandes objetivos para los ciberdelincuentes, lo mismo pasa con los teléfonos corporativos (considerados “Dispositivos móviles personales para uso profesional” o BYOD).

Es por esta razón que hay que tener en cuenta todas estas medidas y ser aún más cuidadosos en el ámbito empresarial. Recomendamos consultar la guía elaborada por INCIBE.

Compartir es protegerse

Más allá de estos consejos, recomendamos acceder y leer la página de la Oficina de Seguridad del Internauta sobre dispositivos móviles e invitamos a compartir esta información para que se contribuya a un mundo más seguro.

Un proyecto de:

© 2022 CECA.
Todos los derechos reservados.

Ir arriba