Como consecuencia de su presencia constante en las novelas y películas de ciencia ficción, hablar de Inteligencia Artificial aún nos parece algo etéreo, fantasioso, producto de la imaginación de aquellos que tienen el talento para proyectar escenarios de un futuro tecnológico prometedor.

Sin embargo, la realidad es que esta área de conocimiento que combina computación y lógica para el diseño de algoritmos capaces de resolver problemas y realizar tareas de manera autónoma a imitación de los humanos es algo que, casi sin darnos cuenta, llevamos utilizando desde hace años.

Lo cierto es que la Inteligencia Artificial está cada vez más presente en nuestras vidas, actuando casi con vida propia desde nuestros bolsillos, sobre todo con la irrupción del teléfono inteligente o smartphone

¿Cuáles son las principales utilidades de la Inteligencia Artificial en un Smartphone?

Seamos o no conscientes de ello, las utilidades basadas en Inteligencia Artificial en los smartphones nos permiten mejorar la usabilidad e interacción con nuestros dispositivos, y resolver problemas y necesidades antes incluso de que seamos conscientes de ellas.

Reconocimiento del lenguaje natural

Aunque hace años que existen sistemas de reconocimiento de voz, el avance de la Inteligencia Artificial ha permitido mejorar muy significativamente su precisión.

Hoy en día el sistema operativo de los smartphones incluye una solución de reconocimiento de voz basada en la Inteligencia Artificial. Es cierto que estas soluciones pueden, y van, a mejorar, ya que todavía nos enfrentamos a veces a problemas de interpretación, pero en general podemos decir que las funcionalidades básicas están más que resueltas.

Por cierto, la voz artificial cada vez suena más humana, con inflexiones tonales y prosódicas que imitan la producción humana.

Asistentes virtuales y traducción en tiempo real

En paralelo, y como consecuencia del reconocimiento del lenguaje natural, han aparecido otras tecnologías que ya se han integrado en nuestros smartphones.

Hablamos de los asistentes personales virtuales (Siri, Google Assistant, Alexa, …), que más allá de ayudar en la búsqueda de información y en la activación de servicios de música (por poner algún ejemplo), destacan por basarse en una interfaz basada en la voz.

Tampoco hay que olvidarse de los servicios de traducción: gracias a la Inteligencia Artificial y al Machine Learning, y a las propias correcciones y valoraciones de los usuarios, este tipo de software es capaz de mejorar constantemente e incluso adaptarse a contextos temáticos concretos. Y no acaban ahí las innovaciones: muchos smartphones ya incorporan traductores capaces de “entrometerse” en una conversación en dos idiomas, facilitando la traducción a tiempo real, y, por lo tanto, la comunicación entre los interlocutores.

Aprendizaje de los hábitos y análisis predictivo para una experiencia única y personalizada

Una de las soluciones más útiles y al mismo tiempo más invisibles que han incorporado los smartphones es la capacidad de aprender de nuestros comportamientos de uso (hábitos, búsquedas, ubicación, etc.) con el objetivo de automatizar operaciones habituales y repetitivas, u ofrecer recomendaciones y atajos.

Gracias a la inteligencia artificial también es posible que el dispositivo haga análisis predictivos que permiten anticiparse a nuestras necesidades, mostrando información o activando determinada funcionalidad justo en el momento que lo necesitamos, antes incluso de que nos dé tiempo a solicitarlo.

La capacidad de predecir lo que vamos a escribir en un mensaje, y la automatización de respuestas son otras de las funcionalidades ya disponibles.

Fotografía computacional

El avance de la fotografía digital en los smartphones es una de esas ventajas de la Inteligencia Artificial que, al contrario que muchas otras, no pasa desapercibida para los usuarios. Donde la óptica y la física no pueden llegar por pura lógica de tamaño de los dispositivos, ahí llega la fotografía computacional.

Los ejemplos son muchos y variados: el reconocimiento de objetos y escenas en tiempo real para ofrecer el mejor disparo y el procesamiento digital más adecuado (presente casi desde la aparición de la fotografía digital), el autofocus predictivo (capaz de anticipar donde queremos enfocar basándonos en algoritmos de machine learning), la estabilización digital inteligente, una mejor reproducción del color, la reducción del ruido en las imágenes, un efecto retrato más natural o la creación de galerías de fotos inteligentes (por personas, por evento, por temática o localización). Estas son solo algunas de las tecnologías que están convirtiendo la fotografía móvil en algo cada vez más serio y profesional.

Realidad aumentada y virtual

La capacidad del sistema de cámaras de un smartphone para reconocer objetos, lugares o personas no es útil únicamente para la fotografía móvil.

Integrando esta función con la realidad aumentada, nuestro móvil es capaz de comprender el entorno con precisión y ofrecer información adicional, convirtiendo el dispositivo en una enciclopedia de bolsillo interactiva o en un asistente de compra capaz, por ejemplo, de mostrar los precios de lo que está captando la cámara.

Reducción de ruido en llamadas

Ver también

No solo la imagen y la fotografía se benefician enormemente de la Inteligencia Artificial. Cada vez más smartphones incorporan tecnologías de reducción de ruido sonoro en las llamadas, algo que repercute en una mejor comunicación.

Un ejemplo del uso de la IA para mejorar las llamadas es la tecnología desarrollada por Krisp.

Además, el reconocimiento de sonidos, con la ayuda del machine learning,  también puede ser útil para alertar de ruidos con un nivel de decibelios perjudicial para la salud, como ha demostrado el proyecto RaveGuard.

Mayor eficiencia de procesamiento y de batería

Otra de las utilidades invisibles para el usuario, pero que repercuten en una mejor experiencia de uso es la optimización del rendimiento del dispositivo y de la batería, basándose una vez más en nuestros patrones de comportamiento y uso del smartphone.

Así, cada vez más, los dispositivos pueden adaptarse para reducir potencia de procesamiento cuando esta no es imprescindible, y aumentar cuando es realmente necesaria. Esto se traduce también en una mejor gestión de la batería, ampliando el periodo entre carga y carga. Respecto a la optimización de la batería, la Inteligencia Artificial también sirve para establecer un sistema de carga optimizada, alargando su vida útil.

Autenticación biométrica más segura

Ya hemos hablado en este blog de la importancia de la biometría para la autenticación y acceso único e intransferible a nuestro dispositivo.

Cabe señalar que este aspecto también se ve beneficiado por la Inteligencia Artificial, permitiendo la utilización combinada de diferentes datos biométricos y de comportamiento para reconocer con mayor exactitud y fiabilidad al usuario.

Una revolución silenciosa

En conclusión, son muchas las funcionalidades basadas en Inteligencia Artificial que incorporan nuestros teléfonos móviles para mejorar nuestra experiencia de usuario.

De hecho, no es casualidad que el término smartphone se haya popularizado en todo el mundo para referirse a estos pequeños dispositivos, dotados cada vez de mayor inteligencia y que, progresivamente, se están convirtiendo en el centro neurálgico de nuestras vidas y en el soporte indispensable de nuestras rutinas cotidianas. Nos guste o no….

Un proyecto de:

© 2022 CECA.
Todos los derechos reservados.

Ir arriba