Más allá de la revolución que el blockchain ha supuesto para las monedas virtuales como Bitcoin y lo que pueden aportar las cadenas de bloques a sectores como el bancario y financiero, son muchas las innovadoras y sorprendentes aplicaciones de esta tecnología.

Su inmutabilidad (no se puede cambiar), su transparencia (solo es posible una única versión de la información) y su trazabilidad (es posible hacer un seguimiento y verificación del origen) la convierten una opción muy segura, anónima y descentralizada (sin intermediarios) para realizar transacciones no únicamente monetarias, sino también de información.

A continuación, os presentamos algunos usos del blockchain poco conocidos.

Ciberseguridad y identidad

Gracias al blockchain es posible mejorar la seguridad de las credenciales de acceso. La descentralización de los datos permite eludir los accesos no autorizados.

Un ejemplo es el servicio ofrecido por Hypr, que une soluciones biométricas con bases de datos de credenciales descentralizadas mediante blockchain para ofrecer un servicio de autentificación sin passwords.

Otra empresa que trabaja en una plataforma de identificación segura basada en blockchain es Civic.

Almacenamiento en la nube

En un mundo en el que la informática y la vida digital cada vez es más cloud, la seguridad y privacidad de los datos almacenados en la nube es algo clave. El blockchain también puede solucionar este problema gracias, de nuevo, a su carácter descentralizado.

La startup española Internxt, por ejemplo, ya ofrece un servicio de almacenaje en la nube en el que la privacidad y seguridad se aseguran con la encriptación mediante blockchain.

Energía ciudadana descentralizada

Disponer de un panel solar para la generación de energía eléctrica limpia está al alcance de muchos, pero no resulta tan fácil vender la energía sobrante, especialmente cuando quieres beneficiar a tus vecinos.

La tecnología blockchain también tiene algo que decir en este caso, posibilitando transacciones seguras entre los vecinos y sin la necesidad de la intermediación de una compañía eléctrica.

Un ejemplo de esto es la iniciativa Pylon Network, de la startup española Kleenergy, que apuesta por la digitalización y la descentralización de los servicios energéticos.

Servicios inmobiliarios

Gracias al blockchain, las operaciones inmobiliarias se pueden realizar sin intermediarios y con total garantía y seguridad. Con esta tecnología no solo se puede realizar la transferencia monetaria mediante criptomonedas, sino que se pueden transferir documentos como las escrituras e incluso verificar la propiedad.

Sobre el registro de escrituras descentralizadas y la emisión instantánea de títulos, actualmente lo hacen posible empresas como Propy.

Contratos inteligentes

Los smart contracts basados en blockchain ya se aplican en el sector bancario, pero su uso se está extendiendo a todo tipo de contratos.

En el entorno empresarial permite no solo eliminar mediadores, ahorrando tiempo y dinero, sino que se pueden añadir niveles de responsabilidad para todas las partes implicadas, garantizando así el cumplimiento del contrato.

Un ejemplo de empresa que ofrece este servicio es MediaChain, una startup de contratos inteligentes para la industria musical que, gracias a la descentralización y transparencia del blockchain, facilita que los músicos reciban derechos de autor más justos.

Ver también

Salud digital

Compartir registros de un paciente con facilidad, privacidad y seguridad entre diferentes profesionales sanitarios es algo que puede ser vital, sobre todo en países en desarrollo que no cuentan con bases de datos médicos centralizadas.

Servicios como BurstIQ, por ejemplo, ofrecen la posibilidad de crear smart contracts entre pacientes y médicos en los que se puede especificar qué datos compartir y facilitar el acceso a información crítica en caso de emergencia.

Educación

Gracias a la tecnología blockchain, es posible verificar con seguridad los registros educativos, algo especialmente importante en la educación a distancia. De esta manera se evita la falsificación de diplomas y certificados.

Uno de los numerosos servicios que ofrecen este servicio es Disciplina.

Industria alimentaria

En la industria alimentaria, el uso del blockchain permite obtener una mayor trazabilidad y un seguimiento más preciso de los productos, desde su creación hasta su distribución final

Un ejemplo de esto es Carrefour, que fue pionera certificando la calidad y seguridad alimentaria de su “pollo campero” gracias a la tecnología ofrecida por  IBM Food Trust.

Blockchain: una innovación imparable

Estos son solo algunos ejemplos de las innovaciones que están surgiendo basadas en las bondades del blockchain. Una tecnología de gran potencial que, más allá de la seguridad y la transparencia, abre nuevos frentes en aspectos como la descentralización y la creación de servicios más abiertos e, incluso, democráticos.

Un proyecto de:

© 2022 CECA.
Todos los derechos reservados.

Ir arriba