Leyendo ahora
Ciberseguridad: repaso histórico a sus grandes hitos

Han pasado casi 80 años desde la aparición del primer ordenador, un invento creado entre John Vincent Atanasoff y su alumno Clifford Berry. Eran grandes artilugios que ocupaban varios metros cuadrados en unas amplias habitaciones con la temperatura controlada para que no se sobrecalentaran.

Y al no estar conectados a la red los primeros ordenadores solo podían ser manipulados in situ. Así, podríamos decir que las ciberamenazas no aparecen como las entendemos hoy hasta el nacimiento de la World Wide Web o, lo que es lo mismo, la interconexión entre dispositivos.

Fue a finales de los años 60 cuando se conectaron los primeros ordenadores a la red ARPAnet, un pequeño sistema de conexión encargado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos que se considera el precursor de Internet y apareció como canal de comunicación entre diferentes instituciones académicas y estatales del país norteamericano.

La ciberseguridad nace con los primeros virus…y antivirus

En 1971, Bob Thomas creó el primer virus llamado Creeper, un programa ‘gusano’ que se replicaba. Empezó como una prueba y terminó infectado la red entera. Los expertos aseguran que la idea de la ciberseguridad empezaría en ese instante, al detectarse por primera vez la necesidad de tener un mecanismo de defensa para estos programas.

No fue hasta finales de los 70cuando Ray Tomlinson, colega de Bob Thomas, creó otro virus, pero este con fines nobles: eliminar a Creeper. Lo llamaron Reaper. En ese momento se materializó la concepción de los antivirus, que empezaron a existir comercialmente en 1987 de la mano de IBM.

Los 90: la primera era de la (in)seguridad

En la década de los años 90 se multiplicaron exponencialmente los virus troyanos, polimorfos y gusanos. Eran mayoritariamente molestos por mostrar mensajes en cadena. El mérito de los hackers solía ser el hecho de haber llegado a “infectar” los sistemas de grandes compañías. Pero aún no había la voluntad de lucrarse económicamente, al menos de forma extendida, con estas prácticas.

Todo efecto tiene su consecuencia y fruto de esta proliferación de archivos y programas malignos, llegaron también multitud de empresas con sus sistemas de protección (Kaspersky, McAfee, Panda, etc.).

Así nacían los antivirus para el público general, con un funcionamiento basado en escanear y comparar con una lista de posibles firmas maliciosas. Algo que se ha mantenido hasta nuestros días y que ya está siendo substituido por los nuevos antivirus NGAV, basados en inteligencia artificial y mucho más efectivos ante amenazas no conocidas.

La encriptación, un valor con siglos de uso

Cuando hablamos de criptografía nos viene a la mente Alan Turing por su complejo computador que consiguió descifrar los mensajes en clave de los Nazis, pero esta técnica tiene más de 4.000 años. Su objetivo: proteger los mensajes que se enviaban entre las partes interesadas de modo que nadie ajeno pudiera dar sentido al texto.

Aparecida en la década de los 70 gracias a la idea de James Ellies y el desarrollo de Ralph Merkle, Whitfield Diffie y Martin Hellman, la criptografía moderna nos ha permitido mantener la confidencialidad hasta nuestros días. Hoy, ya adaptada a los tiempos digitales, continúa siendo una herramienta de ciberseguridad básica.

Autenticación: doble o nada

El sistema operativo más utilizado del mundo (Windows de Microsoft) empezó a poner en funcionamiento a finales del siglo pasado un proceso de doble aceptación o autenticación para la instalación de programas, evitando así que un archivo malicioso descargado se hiciese con el control del sistema al arrancarse por su propia cuenta.

Es verdad que aún puede pasar que el usuario introduzca también la contraseña para instalar ese fichero, pero por lo menos no será sin que se haya avisado de que hay algún programa que quiere acceder a los permisos del administrador.

Ver también

Redes VPN: 12 años mejorando la privacidad

Las redes privadas virtuales actúan como un elemento de seguridad prácticamente invulnerable. Cifran la línea de punta a punta y ocultan la dirección IP, permitiendo que sea muy difícil de rastrear la conexión.

Aparecen sobre el año 2010 como servicios para todos los públicos, pero más enfocados inicialmente para las empresas.

Las VPN empiezan a ser algo conocidas en España para los usuarios, pero aún queda mucha pedagogía por hacer. Hay países que las están usando desde hace años, especialmente los asiáticos con los Emiratos Árabes Unidos a la cabeza.

La educación en ciberseguridad como contención

Aunque serán los cibercriminales los que marquen los próximos pasos de la seguridad digital (porque son ellos quienes hacen evolucionar los virus y las formas de atacar), hay un elemento contra el que poco pueden hacer: la educción. Y es por ello por lo que la formación y la divulgación de las claves de la ciberseguridad es clave para la protección individual y colectiva.

Porque solo mejorando el conocimiento de la población general respecto a las reglas básicas de protección ante ciberamenazas será posible mejorar la seguridad de todos en este mundo digital.

Un proyecto de:

© 2022 CECA.
Todos los derechos reservados.

Ir arriba